Reflexion de Miercoles de Cenizas por Lisa Devine

La Mesa Abundante Iglesia del Campo

March 1, 2017

Reflexion de Miercoles de Cenizas

Por Lisa Devine

Primero, tengo que reconocer que tuve mucha ayuda en la traducción de mi reflexión en español. Es sólo el comienzo de mi deseo de aprender a predicar naturalmente en ambos idiomas. Tengo un largo camino. Estoy trabajando un tutor porque esto es MUY Ash Wednesday 2017importante para mí!

Queridos amigos,

La lectura esta muy bonita, ¿verdad?

Se dice:

“Entonces yo, Dios, te guiaré siempre, y en tiempos de sequía saciaré tu sed; infundiré nuevas fuerzas a tus huesos, y serás como un huerto bien regado, como un manantial cuyas aguas nunca faltarán” (Isaiah 58:9)

Ultimamente, estoy sintiendo secado y vaciados de todas las exigencias de la vida y realmente necesito agua que nunca faltarán.

Durante la Cuaresma, nosotros como cristianos individuales  y como en el cuerpo de Cristo – considerar nuestro salud espiritual. Cómo estamos viviendo el Evangelio en nuestras vidas y comunidades? Cuáles son las áreas de crecimiento debemos celebrar con gratitud y alegría?

Donde nos hemos quedado cortos? Estos son los tipos de preguntas que la Cuaresma nos pide.

En la lectura, también oímos hablar sobre el ayuno…un antiguo ritual que se utilizaba como medio para ser humilde ante Dios durante tiempos de angustia. Las personas necesitan practicar el ayuno verdadero…

Más concretamente, se nos insta a dar de comer a los hambrientos, proporcionar vivienda a las personas sin hogar, vestir a los desnudos y “no escondernos de nuestro propio Kin.”

Hay muchas interpretaciones modernas y aplicaciones de cada uno de estos mandamientos, dependiendo del contexto, pero incluso la antigua lengua es relevante hoy. Estamos siendo llamados para hacer justicia y amar sin restricciones.

Por supuesto, en nuestro trabajo aquí en La Mesa Abundante, le damos mucha importancia a la profunda conexión con la tierra, la tierra debajo de nosotros. No como una entidad separada, aparte de nosotros, no como algo que simplemente merece respeto o cuidados… Pero como parte de lo que somos y la fuerza de la vida que extraemos de la tierra, y que nos alimenta y nos sostiene de muchas maneras.

Ayer estuve hablando con Julie Morris cómo me sentía empobrecida entrar en la Cuaresma…cómo vaciar de cualquier y toda la fuerza de la vida que siento. Ella compartió conmigo una cita de Brian Taylor, que dice: “En nuestra verdadera naturaleza estamos terroso, real, sucio. Y así arrepentirse es volver a la tierra, a dejar nuestros engaños de perfección detrás, quién y dónde estamos este día desnudo ante Dios.” Si. No somos perfectos, pero somos vulnerables ante Dios.

Cada día que leo las noticias sobre el impacto opresivo de los mandatos de la administración presidencial. Como puedo ver el miedo en los ojos de las personas. Como siento un enojo pulsante a través de las venas de este país. Y como puedo ver  en todas partes del planeta, afectando en muchos niveles, me recuerda lo vulnerables que somos. No vulnerables como una debilidad, sino como ser vulnerables en una valiente confesión de que necesitamos a Dios con cada respiración que tomamos.

Y esta vulnerabilidad se encuentra en el corazón de la jornada de Cuaresma, porque a fin de cuentas, nos encaminamos hacia la cruz, donde nos topamos con un Dios vulnerable en la persona de Jesús, para siempre ligado a Aquél que nos ha creado y que nos ama más allá del más allá.

La gente entra de la Cuaresma de todo tipo de lugares físicos y espirituales. Algunos podrían “dar algo”, otros podrían tomar “algo”–formas de ayuno y nuevas prácticas espirituales. Sin embargo parece, podemos ser valientes en nuestra vulnerabilidad. Nuestra terrenal, real, sucios de la vulnerabilidad. Esperando que esas aguas vivificantes que se comprometió a hacerlo.

Como hemos escuchado en la lectura:

Entonces clamarás, y Dios te responderá; lo invocarás, y Dios te dirá: “Aquí estoy.”

Amen.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *